“Gringo”, como le llaman sus colegas, fusiona Trap y Rock de una manera original creando sonidos y temas únicos que te incitan a reproducirlos sin parar.

Diego Rodríguez, uno de los referentes del Trap local, viene pisando fuerte con un estilo muy particular.

El cantante comenzó a los 11 años su carrera musical tocando covers en la viola dé iconos del Rock como Charly, los Redondos y Papo y luego se volcó al Hip Hop y al Rap.

En 2017 incursionó de lleno en la escena del Trap y este año lanzó su primer álbum “Sedas y Demonios” de la mano del sello cordobés Trap & Roll y del productor Santos.