McDonald’s lanzó este proyecto que propone la adaptación de los más de 200 locales de todo el país con condiciones que faciliten la visita de personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA) y sus familias.

La iniciativa contempla la capacitación de todos los colaboradores en esta temática y la incorporación de un menú especial desarrollado en pictogramas, buscando mejorar así la experiencia de compra y consumo de quienes sufren de esta condición. En Córdoba ya está implementado.

La implementación fue desarrollada con el apoyo de distintas organizaciones especializadas, como TGD Padres TEA Tres de febrero, entre otras, que concientiza sobre esta temática a la sociedad buscando mayor inclusión y conocimiento sobre este trastorno. En Córdoba todos los locales ya cuentan con el menú realizado en pictograma.

En esta línea, en los sectores del lobby se va a disminuir la intensidad de las luces y se podrá asignar un sector especial de mesas para los clientes con TEA donde se baje la luminosidad, se bajará la música y se evitará cambiar bolsas de los tachos durante ese horario para no generar sonidos molestos o excesivos, que puedan alterarlos. A su vez, el personal recibió una capacitación para brindar una mejor atención como, por ejemplo, dar prioridad en la fila de pedidos, recibir una atención especializada y que quienes dialoguen con la persona durante su experiencia de compra pongan un especial cuidado en el tono de la voz para que la experiencia de las familias sea la adecuada.