El miércoles 7 de julio, en el recinto del Concejo Deliberante de Córdoba, el viceintendente de Córdoba junto a las concejales María Eva Ontivero y Natalia Quiñónez; y acompañados por el concejal Juan Pablo Quinteros, entregaron un beneplácito por la conmemoración de la banda musical Chébere.

Chébere es una de las bandas más legendarias en la historia del cuarteto. Comenzó en 1973 y es la agrupación que tiene el mayor número de años de trayectoria. El nombre de la banda surgió con la idea de probar suerte en Centro América y Estados Unidos (de allí proviene su nombre, que significa divertido y alegre), enviando material de un disco que nunca fue difundido para luego hacer un show en Venezuela. Pero eso nunca ocurrió. La banda debutó finalmente con un baile en La Rioja el 19 de junio de 1974.

El grupo estaba conformado por: Eduardo “Pato” Lugones (locución y animación), Hugo “huesito” Tenagni (violín), Ángel “Negro”, Videla (piano), Alberto “Beto” Guillen (contrabajo), Alberto Pizzichini (acordeón) y Sebastián (cantante). La mayoría eran músicos que venían del rock a innovar en el mundo del cuarteto.

Por Chébere pasaron grandes voces, entre las que se destacan las de Daniel Reyna, más conocido como Sebastián, que fue el primer vocalista de la banda. Estuvo en el debut y en 1975 se alejó para iniciar su carrera solista. Tras su salida ingresa Julio Manzur “el Turco” Julio. En 1977 se fue de la banda para volver por un corto período de tiempo en 1983.

La historia de esta leyenda de la música popular cordobesa todavía hoy se sigue escribiendo. Los cantantes fueron y vinieron, pero la mística de Chébere seguirá siempre en los corazones de sus seguidores.