Favio Lorenzin se sumó a nuestro Ping Pong!

Favio Lorenzin es locutor, conduce el programa de radio “El radio despertador” de lunes a viernes, de 7 a 9hs, en Quality 90.5.

¿La mejor compañía?
Quien sabe pasarla bien sencillamente, el cigarro y el mate
¿Una salida? 
De bar con con amigos
¿Una pasión?
La charla larga, porque está buena y si es tendida…mejor…
¿Una comida?
El guiso de lentejas / La picadita
¿Una bebida? 
El Gin Tonic
¿Una serie?
Sense 8
¿Una manía/ Toc?
El orden
¿Una frustración?
Hubiera querido ser cantante de tango
¿Un libro?
“Mi planta naranja lima” (J. M. De Vasconcelos)
¿Un auto?
El Jeep Ika, modelo 70
¿Un placer?
Lo que para mí, es la belleza
¿Qué te enoja?
La imposición ideológica de cualquier orden
¿Una frase?
“Prefiero tener claro lo malo y no nebuloso lo bueno”
¿Un amor?
Sí…y otros amores también, el amor es la vanguardia
¿Un sueño?
Sentarme a tomar mates en el pueblo de mi padre un ratito, Laghi, Vicenza en Italia, escuchando Nicola Di Bari…
¿El/La mejor periodista de Córdoba?
Pablo Ramos
¿El/La mejor locutor/a de Córdoba?
Ana María Alfaro…siempre en mi corazón, una artista…
¿Un programa de radio que te guste de Córdoba?
“El vagabundo de las estrellas”, Radio Nacional, conducido por Chacho Marzetti
¿El mejor programa de televisión de Córdoba?
“Como dos extraños” (Esa charla porque sí…)
¿El peor programa de televisión o radio?
Cada quien hace…y supongo como mejor puede…aunque “que las hay las hay”…
¿Una canción?
“Barco quieto”, en la versión de Mercedes Sosa
¿Un grupo musical?
Virus
¿Una intérprete?
Silvina Garré
¿Lo peor que escuchaste?
En épocas donde la muerte de la metáfora es inminente, creo que me cuesta elegir…
¿Una deportista?
Chapita Gutierrez
¿Tu mejor nota/cobertura/entrevista?
A Skay Belinson en Mega 90.3
¿Tu lugar en el mundo?
La Radio
¿Tu mejor viaje?
A Punta Ballena, Uruguay
¿El rincón especial de tu casa para estar?
Frente a mi mesa de madera y plomo (ex tranquera)
¿La mejor prenda para vestir?
Un blue jean, gastado y con historia
¿Qué palabra te define?
Libertad

¡Muchas gracias Flavio Lorenzin!

octubre 30th, 2018