Abel Pintos festejó fuerte en Córdoba

El mes de noviembre se despidió con la presencia de Abel Pintos durante tres noches consecutivas en el nuevo Quality Estadio.

El artista aterrizó con su show “Familia festeja fuerte” y se hizo sentir los días 27, 28 y 29 en la ciudad de Córdoba, ante la presencia de familias, parejas y grupos de amigos. En cuanto a la gira, se destaca por el extenso repertorio que según aseguró el cantante “es la lista de temas más larga que haya elaborado para un concierto”.

Para dar comienzo al concierto Abel brindó sus canciones más festivas. El cantante provocó en cada espectador “Un rayo de luz”, causó una “Revolución” interior, regaló una “Bella flor” y agradeció con un claro mensaje “Se que seguiremos juntos a través del tiempo”. Cada estribillo eran latidos que se entrelazaban al unísono en tiempo y color. Los aplausos eran los  acompañantes fundamentales entre canciones y gritos provenientes de las distintas  dimensiones del estadio.

El momento emotivo de la noche fue cuando Abel trajo al escenario sus vivencias y reveló por qué Córdoba es tan especial en su carrera como artista cuando cantó en el Estadio del Centro ante 15 personas allá por sus inicios.

Sus experiencias lo han llevado a crecer y ser uno de los cantantes nacionales conocido internacionalmente y reconocido por ser autor de grandes éxitos musicales, por su humildad y por su capacidad de interpretación. Así fue, que los recuerdos dieron pie para incluir en su repertorio “Pensar en Nada” de León Gieco y “La Flor azul” canción popularizada por Mercedes Sosa dando su infaltable toque folklórico.

El cantante también ofreció los grandes hits, de cada uno, de sus discos, lo cual cautivó a sus fanáticos con su originalidad en retoques melódicos e instrumentales. Entre fotos y videos, su actuación y sus melodías fueron capturadas para atesorar la magia de “Como te extraño” y “El mar”, revivir la suma de los instantes y compartir los detalles en las redes sociales. Porque sus
canciones hacen brotar lágrimas y sonrisas, renacer amores y desamores, recordar
encuentros y pérdidas.

Las canciones “Ya estuve aquí”, “Aquí te espero”, “Motivos” y “Tu voz” llevaron a los presentes a ponerse de pie, motivó a saltar y aplaudir al compás de las canciones, momento de comunión entre el cantante y el público. A modo de metáfora con un repentino soplo de “once mil” papelitos de colores, parte de la escenografía, imposible no imaginar las emociones al viento anticipando la llegada del final del espectáculo.

El instante acústico se coronó con “Sin principio ni final” y “La llave” que dieron pie para que el cantante posteriormente cierre el concierto con “A-Dios” agradecido mas allá de las creencias de cada uno de los espectadores. Abel finalizó a capela orando “Te pensaré… Te sentiré… Te extrañaré cada día…” mientras sus músicos se retiraban del escenario, las luces del estadio disminuían y su voz se adueñaba del alma, el corazón y el cuerpo de los cordobeses. Así,
recopilaron todas las canciones, se las apropiaron y salieron reflejando en sus ojos la emoción, con sus puños reteniendo la vida, saboreando el para siempre y espantando el miedo.

Redacción: Candelaria Barrionuevo

diciembre 6th, 2018